Decodificar ladridos de perros: tipos de ladridos

Hace unos años saltaba la noticia de que unos científicos de Hungría, especializados en el comportamiento animal, habían creado un software informático capaz de decodificar los ladridos de los perros según su estado de animo o la acción que estuvieran realizando.

tipos ladridos perros

El programa lograba distinguir con un buen porcentaje de acierto la situación del perro a través del sonido de su ladrido: jugar, ataque, alegría, paseo,…

Esto quiere decir que el perro reacciona a distintas situaciones con diferentes formas de ladrar, lo que no va a suponer ninguna sorpresa a cualquier ser humano que haya convivido con un perro.

Para conocer el tipo de ladridos y saber en que situación emocional en la que se encuentra nuestro perro, os dejamos la siguiente lista que os sera de ayuda hasta que en el futuro inventen una verdadera maquina decodificador de ladridos:

Según estas variables podemos identificar diferentes tipos de ladridos:

-Ladrido proteger territorio: Es un ladrido fuerte y repetitivo, que se irá aumentando en volumen y repetición a medida que el posible extraño entre en el territorio del perro.

-Ladrido de aviso: Es un ladrido grave y espaciado le sirve al perro para llamar nuestra atención sobre algún peligro o problema que se encuentre.

-Ladrido de miedo: Si el perro siente miedo suele ladrar retirándose hacia atrás, con ladridos cortos y agudos con tono lastimero, con los que intenta ahuyentar a lo que le atemoriza.

-Ladrido por ganas de jugar: Cuando un perro quiere jugar estira las patas delanteras, manteniendo levantados sus cuartos traseros y ladrando de forma repetitiva y aguda.

-Ladrido para llamar la atención: Para conseguir algo, un perro puede ladrar de forma insistente y repetitiva en un tono agudo.

-Ladrido de frustración: Cuando un perro se queda sin compañía o tiene ansiedad, ladra de manera compulsiva, de forma fuerte y de manera nerviosa.

-Ladrido neurótico: Es un ladrido rítmico y constante, siempre en el mismo tono, que es propio de perros que padecen algún tipo de problema neuronal o de conducta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *